Lactancia materna y sus beneficios

AGITACIÓN POR AMAMANTAMIENTO

¿Qué es?

Recientemente me tope con este término Agitación por amamantamiento Agitación de la lactancia, en inglés le llaman Breastfeeding Aversion and Agitation (BAA) después de leer un poco me di cuenta que en algún momento estuve en esta situación, y que probablemente muchas madres también lo han sufrido, pero no hablamos sobre ello.

Imagínate, una madre que ama a su bebé, que lo anhelado, que tal vez ha tenido que luchar contra la corriente por el hecho de amamantar, que esta tan convencida de los beneficios de la lactancia materna, que ha tenido en su mente imágenes tiernas de lo que es la lactancia, de la relación tan íntima que se crea entre la madre y su bebé y que de pronto, desea seguir con la lactancia pero siente que no puede amamantar, que cada vez que tiene que hacerlo siente ansiedad, desearía retirar al niño de su pecho, que no la tocara, una cascada de sensaciones desagradables, puede incluso sentir ira, como si algo dentro de ella fuera a explotar si continua la toma.

Esta mamá tiene una lucha interna entre lo que le dice su razón y estas sensaciones que no puede evitar ni controlar.

Siente confusiónculpa, vergüenza, temor a ser juzgada por los demás y la mayor parte de las veces simplemente no habla de ello, porque no sabe que es algo real, aunque de causa desconocida, tal vez ni siquiera logra identificar sus sensaciones o no logra aceptarlas.

¿Porqué?

La Agitación por Amamantamiento no es algo que se haya estudiando mucho, hasta ahora no existe una causa específica conocida, no le pasa a todas las madres, y cuando sucede puede ser temporal, aunque no podemos determinar un tiempo específico de duración, puede sentirse sólo en algunas tomas, más frecuentemente por las noches.

Se ha visto que esta relacionada con algunos factores como:

  • Lactancia en niños mayores
  • Lactancia en Tándem
  • Lactancia durante el embarazo
  • Cambios hormonales como el regreso el ciclo menstrual y la ovulación
  • Niños mayores con mal agarre
  • Exceso de cansancio o de estrés de la madre
  • Niños de alta demanda

¿Qué hacer?

Primero que nada debes saber que nadie es culpable, no es tu culpa y tampoco de tu bebé y ambos se ven afectados. Es importante trabajar en esto para que nadie sufra y que su relación no se vea afectada, independientemente de que decidas continuar o no con la lactancia.

Como ya mencione la Agitación de la Lactancia puede ser temporal, así que si después de analizarlo deseas continuar con la lactancia hay que poner manos a la obra para que esta etapa sea más tolerable y puede ser que después de un tiempo todo vuelva a la normalidad.

Recomendaciones:

  • Identifica los momentos del día en que resulta más molesta la lactancia para enfocar las acciones en este período de tiempo
  • Aplazar las tomas, busca cosas entretenidas para tu niñ@ para poder dar más tiempo entre tomas, salir a caminar, ir al parque, juegos físicos, sesión de cosquillas, los niños mayores en ocasiones pueden pedirnos el pecho simplemente porque están aburridos y puede ser que esto te relaje a ti también y estés más dispuesta a amamantar después de algo de actividad. Si no toleras ni tener cerca al niñ@ pide ayuda a tu pareja, a los abuelos, tíos, para que sean ellos quienes se encarguen de este tiempo de juego.
  • Reducir tiempo de las tomas, puedes hablar con tu peque y explicarle que va a haber un tiempo específico para tomar el pecho, pon una alarma para que marque el tiempo y que el mismo se de cuenta que el tiempo termino.
  • Eliminar algunas tomas, explica a tu bebé que tus pechos están cansados, o dile que necesitan dormir, que se sienten mal, etc. Nunca lo hagas sentir culpable diciendo algo como “cuando tomas el pecho me lastimas”, habla sobre ti misma o los pechos.
  • Ofrece algo a cambio, puede ser que el niñ@ te pida el pecho cuando tiene sed, ofrécele agua en un vasito, esto puede ser especialmente útil durante la noche cuando se despierta, o para acortar el tiempo de la toma, dejarlo mamar un momento y después darle agua.
  • Anticípate sobre todo si tiene un horario marcado de cuando te pide el pecho puedes anticiparte y ofrecer un snack saludable o una actividad
  • Distrae tu mente, trata de inhibir tus sensaciones ocupando tu mente en otra cosa mientras el niñ@ esta al pecho, puedes tratar de leer un libro, revisar tu facebook o instagram, escuchar música, ver la televisión, enviar mensajes, hablar por teléfono, etc
  • Mejora tu alimentación e hidratación, tal vez tu cuerpo esta tratando de decirte que algo le falta, trata de hacer una dieta saludable, agrega suplementos vitamínicos y toma suficientes líquidos
  • Descansa, ya se que vas a pensar “Si claro! como si pudiera” pero trata de descansar cuando tu niñ@ descansa, no quieras aprovechar cuando se duerme para hacer mil pendientes, por un tiempo olvídate del resto de tus responsabilidades.
  • Pide ayuda, en todos los sentidos, con las cosas de la casa, con el niñ@, asiste a grupos de madres, platícalo, desahógate, busca terapia.
  • Sal de casa, busca actividades para ti como hacer ejercicio, alguna clase, simplemente salir con tus amigas, si no tienes oportunidad de salir sola busca clases de mamá-bebé como estimulación temprana, el ocuparte de algo más además de tu bebé te ayudará a sentirte mejor contigo misma.

Si ya lo intentaste todo y no funciona, si cada día es peor y decides terminar la lactancia debes saber que no eres menos madre por eso, acércate a un experto en lactancia para hacer un plan para el destete. Siempre será mejor haber amamantado algo de tiempo que no amamantar.

Pero si tienes el deseo de continuar la lactancia recuerda cuales son tus motivos, trae a tu mente los momentos lindos y aférrate a eso, vive un día a la vez.

Dra. Aby Félix

Consultora de Lactancia Materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *