Lactancia materna y sus beneficios

LA FÓRMULA “NO TAN SECRETA” PARA PRODUCIR MUCHA LECHE

¿Porqué tantas madres refieren no tener suficiente leche?  ¿Será que existe una epidemia de hipogalactia?

Los humanos somos mamíferos, y como tales estamos diseñados para amamantar a nuestros bebés, el cuerpo de la gran mayoría de las mujeres tiene todas las herramientas, materia prima y maquinaria necesaria para montar una fábrica de leche.

Pero una fábrica se construye para producir algo que se vende, si una fábrica no vende no es negocio.

Así funciona la fábrica de leche de mamá, se monta durante el embarazo, y el nacimiento de nuestro bebé es como el banderazo para iniciar la producción,  se logra un stock y luego se evalúan los pedidos de venta,

si hay mucha demanda aumentamos la producción para obtener más ganancias, el negocio va bien;

si hay pocos pedidos y nos estamos quedando con mucho stock es mejor empezar a producir menos;

si definitivamente no hay pedidos, mejor cerramos la fábrica, ¿qué fábrica produce algo que nadie consume?

Es así de simple, entre más leche le pedimos a nuestros pechos, entre más los vaciamos, más van a producir.

+ Vaciamiento   =   + Producción

Lo más común es que las madres empiecen su maternidad con su fábrica dispuesta a arrasar con el mercado, pero que causas externas o incluso la sensación de no tener suficiente leche lleven a que al final la pesadilla se haga realidad, una baja producción de leche.

No vamos a entrar en los detalles de toooodas las causas externas que pueden ocasionar esto, si estas leyendo este artículo es porque probablemente estas buscando una solución y para eso tenemos que volver a la fórmula “no tan secreta” de cómo producir más leche,

  1. Debemos identificar que es lo que ha impedido que los pechos se vacíen y corregirlo; mal agarre, lactancia mixta, lactancia con horarios, pobre succión del bebé, etc.
  2. Aceitar y dar mantenimiento a la maquinaria para activar la fábrica, usando fomentos calientes, masaje, descansar, estar bien hidratada, contacto piel con piel, etc.
  3. Restaurar su capacidad de producción, tenemos que hacer muchos pedidos, poniendo más al bebé al pecho, y mientras logramos la producción que queremos, extrayendo manualmente y con extractores eléctricos.

Aunque es muy sencillo requiere mucho trabajo por un poco de tiempo, pero una vez que restauras la producción es muy fácil continuar y te aseguro, vale la pena el esfuerzo.

 

Dra. Aby Félix

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *