Lactancia materna y sus beneficios

¡NO TENGO SUFICIENTE LECHE!

La gran mayoría de las mujeres son capaces de producir suficiente leche incluso para más de 1 bebé.

Aun así, la hipogalactia (escasa o nula producción de leche) es una preocupación común en las madres lactantes, y una causa frecuente de abandono de la lactancia.

Muchas mamás sienten que no producen suficiente leche por las siguientes razones:

• El bebé llora mucho
• El bebé quiere mamar muy frecuentemente
• El bebé quiere estar pegado al pecho todo el día
• El bebé no cumple con el horario de alimentación que la mamá quiere seguir
• Las tomas duran mucho tiempo
• Las tomas duran poco tiempo
• No sienten los pechos llenos
• Después de llevar cierto ritmo el bebé empieza a pedir el pecho más frecuentemente
• Los pechos no gotean
• El bebé está muy inquieto aun después de comer
• Al extraer leche se obtiene muy poca
• El bebé se queda tranquilo después tomar un biberón

¿Alguna de estas te suena familiar?

La buena noticia es que ninguna de estas por si sola nos indican que haya un problema de hipogalactia, no es que falte leche, falta información.

Un pequeño grupo de mujeres tienen situaciones médicas que les producen hipogalactia temporal o permanente, aun así, muchos de estos casos pueden lograr una lactancia materna exitosa con asesoría y apoyo.

Otro grupo de madres sufren hipogalactia por mal manejo de la lactancia; mujeres capaces de producir suficiente leche pero que ven afectada su producción al tratar de establecer horarios de alimentación, al suplementar con fórmula cuando no es necesario, por un agarre incorrecto, succión inefectiva del bebé.

Recuerda que la cantidad de leche que se produce depende de la frecuencia y la eficacia con la que el bebé mama o con la que se extrae la leche, si uno de estos factores se ve afectados tu producción de leche también se afectará.

Si crees que tienes problemas con tu producción de leche busca ayuda con un consultor de lactancia, la clave del éxito en la lactancia es la información, apoyo y asesoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *